Soledad y estar solo no es lo mismo.

Como me comunico un amigo cercano: “la soledad es la tormenta y la quietud sucediendo al mismo tiempo.” En el artículo de hoy indagaremos más con respecto a ella. Estar solo tiene su lado positivo. Debemos aprender a domar nuestra soledad, agarrar “el toro por los cuernos”.

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Como decía el maravilloso Gustavo Adolfo Bécquer: “la soledad es muy hermosa… cuando se tiene junto a alguien a quien decírselo”.

Pero como todo en el destino del mundo, esta condición humana (la soledad) cuenta con una profunda historia. Un camino de censuras eternas con más de mil siglos de antigüedad. Podría afirmar que se le ha adherido durante años cierto elitismo: como una zona a la que solo ciertas personas pueden acceder, algo así como los clérigos durante la edad media, o los científicos y artistas.

Desgraciadamente reconocemos en la historia una percepción de la soledad como algo nocivo; un acto de aislamiento y no de cualidad. Inclusive se ha llegado a ver como locura, una autoexclusión que solo personas peligrosas y raras podrían desear. Este tipo de pensamientos en la sociedad actual en la que vivimos es potencialmente insaciable, teniendo en cuenta que hoy por hoy podemos optar por no estar nunca solos.

Esa amante inoportuna que se llama Soledad.

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Como cotara un amigo trovador: “algunas veces suelo recostar, mi cabeza, en el hombro de la luna y le hablo de esa amante inoportuna; que se llama Soledad.” Conocemos que la soledad puede manifestarse incluso estando rodeados de personas, de muchas personas. La soledad como emoción genera un vacío psicológico, una angustia. Es el sufrimiento de sentirnos aislados inclusive teniendo pareja, amigos, familiares o un montón de personas a nuestro alrededor hablándonos. Y suele transgredir cuando sentimos que no hay apoyo, validación o reciprocidad por parte de ese entorno.

Un estado de “Soledad Emocional” puede resultar catastrófico. En fin como explicaba antes una persona puede sentirse completamente solo incluso estando acompañado, al no sentir amor, aprecio, atención, reciprocidad o esa conexión autentica que le genere calma y bienestar. Sentirnos parte de algo, o de ese alguien que amamos, sintiendo su apoyo, o su reconocimiento, es fundamental para todos los seres humanos.

Por supuesto este terrible sentimiento es referido a algo que nos explicaba el escritor británico Julián Barnes, quien decía en su libro “Niveles de la Vida” que pocas coas podrían ser tan dolorosas en la vida como la soledad no elegida. Así, según nos comenta el autor, nada es comparable a la dolorosa emoción de experimentar la perdida de un ser querido o el abandono de quien considerábamos importante o amado. Peor aun cuando observamos que no somos correspondidos en el sentimiento.

Poco a poco sentirse invisibles.

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Se experimenta una especie de invisibilidad emocional, no solo con respecto a los demás, no solo para el enorme entorno habitado por seres que poco a poco parecen ir dejando de percibir nuestra imagen física, no nos ven o no nos aprecian. En ese instante en que otros no nos valoran, no nos ven; también nosotros mismos empezamos el camino de desaparecernos y comienza esa angustia psicológica que lleva directo a una profunda depresión.

Si el amor, sea del nivel que sea, es sustituido por el dolor, todo cambia. Pero bueno, debemos entender algo también aquí, un matiz; el hecho de que alguien nos deje físicamente o nos retire su afecto, es algo irremplazable pero no irreparable. Todos, absolutamente todos podemos y debemos, reparar ese espacio emocional llenándolo con amor propio, y por que no, iniciando nuevas conductas y trazando nuevos objetivos en la vida.

Una soledad valiente.

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Como no, si hay una soledad valiente. Esta es aquel otro tipo de soledad que mencionaba al inicio, una soledad que nace de la decisión personal. Estas son las más sanas; no se dan como un castigo, ni como una imposición. Esta es la soledad que ha hecho nacer cosas maravillosas a lo largo de la historia: viajes históricos, literatura exquisita, delirantes composiciones, una soledad que incluso en psicología se considera catalizadora de la creatividad, (entre Uds. y yo, es la que yo utilizo de vez en cuando para escribir, es lo que he escogido estos 7 días de pausas.)

Esta es una soledad enriquecedora, una soledad que no es una “salida desafortunada” del tedio, como cuando buscamos a otras personas contar de no caer en el aburrimiento.

Me gustaría decirles que aprendan a estar solos y procuren pasar el mayor tiempo posible consigo mismos (…) cada persona necesita desde la infancia aprender a pasar tiempo con uno mismo. Eso no significa que uno deba ser solitario, sino que no debería aburrirse consigo mismo, por que la gente que se aburre en su propia compañía me parece que esta en peligro en lo que a autoestima se refiere…

La hipocresía de estar solos.

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Si, hipocresía, por que nos sentimos solos en un mundo extremadamente interconectado. Solos rodeados de gente a solo un clic de distancia. Pero la soledad que recién planteo es contraria a la soledad trágica o sentimental del principio, me recuerda a la novela aquella de El Gabo que retrataba tan simple la soledad en su final al leer: “las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.”

Esa soledad como condena, estigmatizada, a la que Márquez recurre en su novela, es algo que pertenece mas a nuestros tiempos, cuando vemos una soledad acentuada, paradójicamente, mientras mas hiperconectados estamos. Pero esa si es una nociva soledad, aquella de la que ya no podemos desprendernos, y que sentimos aun estando rodeados de gente. Por eso al estar solos la miserabilidad siempre se hace presente. La probabilidad de no dejar atrás nunca este sentimiento, una vez que ha sido conquistado.

¿Cómo combatir esta soledad Negativa?

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

El proceso de afrontar y controlar esta soledad emocional suele ser complicado, más aun que trabajar la soledad social. No estamos hablando de aislamiento, a veces, ni tan solo tenemos a personas con dificultades en sus habilidades sociales. Se trata de una realidad psicológica más profunda y delicada. Así que es conveniente contar con la ayuda de profesionales.

Es normal que detrás de estos estados de angustia y soledad se enmascaren procesos depresivos que son necesarios atender con rapidez. No bastara con que yo les recomiende “salgan y hagan amigos”. Es necesario trabajar, reenfocar, conferir alivio, apoyo a la persona, para ser capaces de generar cambios.

Por otro lado la soledad es casi una epidemia hoy en día, ya no es algo que se instaure solo en las personas mayores. Los adolescentes y hasta los niños, también están experimentando estas sensaciones al percibir en muchos casos que las amistades que han hecho no son significativas, y que no cuentan con esa tan básica dimensión del ser humano: la confianza.

Por ello me propuse mostrarles algunos enfoques y estrategias que podrían ser de ayuda:

Tips para la soledad emocional:

1. La soledad nos duele por que nos pone frente a frente con nuestros miedos reales.

2. Todo miedo y angustia de enfrentarse con nuevos enfoques mentales y sobre todo con

decisiones.

3. Si has perdido al ser amado, hay que dar el paso y aceptar esta realidad. Es momento

de unirnos a nosotros mismos y dar forma tu nuevo plan de vida.

4. Si el entrono no te confiere confianza, afecto o reciprocidad; entonces quizás llego el momento de plantearte nuevos lazos y relaciones.

¿Y si de verdad estamos solos?

Modelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santosModelo: Adolfo Santos,Cuba IG: @i_am_adolfo_santos

Mis amigos el sentimiento de soledad, no es una ilusión, como a veces lo es el de inferioridad. No el sentimiento de soledad es la expresión de un hecho real: somos, de verdad, distintos. Y, de verdad, estamos solos.

Es cierto que cuando tenemos un cuerpo somos un solo ser, único e indivisible. Y esta precisamente solo. Pero esto no puede llevarnos a reivindicar una ególatra soledad. Contraria a cualquier sed de colectividad. Pues si bien dije que la soledad es responsable de grandes creaciones también lo ha sido la sociedad.

Así que lo mejor que podemos hacer es aprender a estar solos y no recurrir a otros solo por abandonar el tedio o por el miedo a lo que no entendemos. Pero sobre todo, jamás permitir que eso nos desvincule de nuestro ser colectivo: de pensarnos a través del otro, de su presencia, de su creatividad y de la seguridad que te da, a fin de cuentas somos seres solitarios, sociales y un ente cósmico.

Antes de concluir por favor me gustaría hacer énfasis en algo: para trabajar la soledad emocional, es necesaria ayuda psicológica profesional. Debemos trabajar nuestra arquitectura psicológica, reparar daños, fortalecer autoestima y por encima de todo; hallas un propósito en la vida. No dudes en acercarte al equipo de Open Mind su sientes la soledad rodeando tu entorno de manera negativa. Estaremos encantados de ofrecerte ayuda.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s