Para encontrar el amor… ¡Deja de buscarlo!

Es un gran error buscar equivocada y desesperadamente el amor. No se den nunca por vencidos, pero tampoco se obsesionen, cuando estén listos para amor, lo sabrás, mientras tanto: ¡VIVE! La llegada del amor, no es de esas decisiones que podamos tomar un día de repente. Al contrario, llega cuando no lo esperas, sobre todo: cuando no lo buscas por las razones equivocadas.

Son difíciles de soportar las noches de gris soledad y amargo desespero. Cuando no sabes vivir por tu cuenta, hasta la más mínima ausencia te hace sentir que no puedes aceptarla, te corta la respiración, te llena de amarga desilusión.

Has que tus obsesiones desaparezcan, esas que te llevan a querer forzar las cosas, como con la ropa o los zapatos, lo que no ajusta ni queda ni se ve bien, pues igual nos pasa con los sentimientos. Debes dejar de contradecir tus propios deseos, no debes lamentar más tu corazón roto pues tú y solo tú has elegido a quien lo destruye.

Eres tu quien le está dando a quienes lo destruyen la posibilidad de hacerlo, cuando sentimos sin pensar, por desespero, cuando aceptas a cualquiera. La mala suerte no existe, cuando encuentras problemas en temas del corazón deber recordar esto, lo que si existen son malas decisiones y eres tu quien ha elegido mal.

Deja de buscar desesperadamente a alguien que te lene esos vacíos existenciales que sientes, defectos de tu propio sentir infeliz, las inseguridades que tu alma siente, nadie, no hay nadie en esta tierra ni en ninguna otra, que pueda hacer un trabajo que solo te corresponde a ti.

No obstante, nunca debes cerrar los ojos a la bella posibilidad de que un día, sin anuncio ni seña, alguien llegara a tu vida. No te puedo ayudar en cuanto a quien será, ni que atributos la adornaran, solo sé que veras algo definitivo en esa persona. Algo real, tan seno que te hará creer de nuevo en el amor. Y con esto en las personas y en ti mismo/a.

Deja de buscar el amor por las razones equivocadas, es más deja en general de buscar el amor bajo ningún pretexto. Enfócate en convertirte cada día en mejor persona, en ser alguien más fuerte y un día, casi como si nada, algo dentro de ti cambiara, y te hará sentir que estas preparada/o para recibir de nuevo a alguien en tu vida, y veras a esta persona delante de ti.

Los instantes “click”

También los hemos conocido como momentos mágicos o flechazos. Y se refiere a todos esos momentos en los que de la nada se da algo que llevábamos tiempo soñando o buscando; pero surge de manera tan espontánea que parece magia. Puede aparecer quizás al doblar la esquina, o llegarnos a la bandeja de nuestro email. Justo cuando hemos dejado de buscar, el destino nos ofrece su inesperado regalo.

Como si viviéramos en un insondable laberinto, el mundo a instantes caótico y complejo, estos instantes “click” abundan más de lo que ustedes creen. Hay quien dice que esto está vinculado a la suerte. Pero en realidad los expertos reales en el tema sabemos que estos acontecimientos imprevistos, en los que nuestros deseos se hacer, de pronto, realidad, o somos tocados por la varita de las oportunidades, esconden algo de ciencia y sobre todo mucho de psicología.

La suerte favorece solo, a las mentes preparadas.

Para dar ejemplo de esta idea les recomiendo el libro de “El efecto Medici” de Frans Johansson, un libro espectacular que nos explica como en ocasiones no es suficiente con ser todo un experto en una materia o un campo para lograr el éxito en esto. De hecho, aunque dediquemos todo nuestro empeño, tiempo y energía, a un solo objetivo tampoco tenemos garantía al 100% que vallamos a lograrlo. A veces hay que tomar distancia, asumir otras perspectivas y aplicar un pensamiento menos lineal y más creativo, relajado, paciente y original para alcanzar una meta.

Al mismo tiempo, debemos tener en mente algo importante: en ocasiones, las acciones más inesperadas de nuestro entorno, son provocadas por nuestro subconsciente. Justo cuando nuestra mente consciente, rígida, a veces obsesiva y siempre analítica, establece cierta distancia, despierta ese sexto sentido que créanlo o no, casi nunca se equivoca.

Les propongo que reflexionen un poco sobre ello.

Tu mente sigue siendo igual de receptiva, aunque dejes de buscar.

Con tu mente enfocada en pensar que puedes hacer, pero con el peso de la presión la ansiedad y la tristeza, por cerrar un ciclo, logramos que las lágrimas terminen resbalando lentamente por el rostro. Es común sentirse agotado. Sin embargo, es muy fácil despertar despejado y tranquilo, aplicando al despertar esta frase: “ya está, que pase lo que tenga que pasar, y todo se afrontará”.

Háganlo unido a una ducha tibia, sintiendo calma, y una adecuada paz mental. Con esto sentirán como su mente funciona de igual o hasta mejor manera cuando dejan de presionarla, y veremos como la receptividad de esta se intensifica al apartar de ella el bosque de las dudas, las precauciones y la espesura de los miedos.

Sin embargo, en la clásica búsqueda del momento “click” hemos descubierto una dimensión nueva igual de interesante en la que merece la pena detenerse: el pensamiento interseccioal.

El pensamiento interseccioal.

Los seres humanos casi somos animales de costumbre, y tenemos una muy común: intentar predecir todo lo que puede ocurrir si hacemos o no determinadas cosas. Esto nos convierte nuestras mentes en atenticos “doc. Excel” en muchas ocasiones. Donde debemos desplegar columnas, analizar datos, correlacionar variables y hacer exhaustivos pronósticos, y en ocasiones resultan fatalistas.

En lugar de utilizar tanto este hemisferio izquierdo tan analítico y lineal, nos será de mucha más utilidad aplicar el pensamiento interseccional, el cual lo podemos ver en las diferentes habilidades como:

1. Ser capases de crear relaciones entre informaciones y estimuos que originalmente nada tienen que ver entre sí.

2. Ser capaz de hallar calma en medio del caos.

3. Conectarse con todo lo que le envuelve, por mantenerse abierto, por qué ser receptivo y

curioso, porque sabe “jugar” con toda la información que recibe, probando, desechando, inventando y transformando…

De esta manera también, este tipo de persona nunca se obsesiona por encontrar una única solución, una única salida o respuesta a sus problemas. La mayor parte del tiempo se deja llevar por lo que acontece en su entorno y acepta lo inesperado, lo fortuito…

La suerte es, en fin: Saber reconocer una oportunidad.

Para considerar que se tiene suerte en la vida, hay que tener en cuenta que también deben acontecer las circunstancias adecuadas. Pero, si queremos que esas circunstancias se materialicen ante nosotros debemos entrenar a nuestro cerebro para que nos lleve a esos puntos y el ismo es quien debe saber reconocer la oportunidad, donde otros, tal vez, solo ven la puerta cerrada.

“… la mejor suerte de todas es la suerte de hacer algo por ti ismo…”

Con todo esto quiero dejarles clero solo un aspecto: la suerte no conoce de magia, las “casualidades” si existen, pero en la mayoría de los casos son casualidades gestadas por ese excepcional órgano, ese maravilloso amigo en el que deberíamos depositar mayor confianza. Únicamente, si retiramos el cepo de las ansiedades de nuestra mente, de las actitudes limitantes, de los miedos obsesiones, todo él se expande y se transforma, todo el cerebro empieza a funcionar al 100% permitiendo que seamos receptivos, dándonos la oportunidad de escuchar a esa voz interna y siempre sabía que a menudo, nos lleva a auténticas oportunidades.

Por ende, más que centrarnos de forma obsesiva en buscar ese hecho, o ese amor, (que podría parecer que me desvié del tema, pero nada más lejos, solo les quite el enfoque del amor para que entiendan a este como una oportunidad deseada) debemos aprender a ser más receptivos, a ver el mundo a vista de pájaro y no desde la cerradura.

14 comentarios sobre “Para encontrar el amor… ¡Deja de buscarlo!

  1. El amor llega cuando tiene que llegar. Con 45 años de casado, puedo decir que cuando es el verdadero, se queda. Pones las cosas en su justo lugar y servirá para reflexionar al momento de enamorarse.Es satisfactorio leerte. Saludos.

    Me gusta

  2. Estar solo, o tener libertad, te a hace encontrarte a ti mismo y reflexionar, esta claro que estar acompañado y tener con quien hablar y despejarte es importante, porque a veces necesitamos gente alrededor, pero estar soltero, te permite no dar explicaciones a nadie y ser libre, eso si, nadie debería renunciar al amor.

    Por cierto gracias por seguirme, si te gustan los videojuegos, no dudes en visitar mis post, un saludo y buen post.

    Me gusta

    1. Gracias amigo… claro que te sigo con cariño pues tu trabajo me encanta… igual espero te apasiones descubrir cada día una entrada nueva de Open Mind…
      Y bueno en materia de post: tienes mucho de razón, al amor no ha que buscarlo fuera, probablemente sea mas importante encontrarlo dentro de nosotros mismos… amarnos a nosotros para brindar amor a otros y de esa manera cuando sea el momento nos llegue el amor que tanto esperamos… saludos gigantescos…

      Me gusta

  3. Culturalmente creemos que para ser feliz plenamente hay que tener pareja y formar una familia. Pensamos que tener pareja es lo saludable y lo normal.

    Hay muchas cosas que nos dictan como ciertas; no obstante, tenemos que empezar a verlas desde otros prismas para que no nos afecten ni condicionen nuestra vida.

    Pues tener pareja puede convertirse en una obsesión y el amor no se busca, se encuentra.

    Sabes que tu Blog me encanta Alex muchos besos

    Me gusta

  4. Me gusto mucho tu articulo y creo que podria aportar algo valioso.
    El amor no se encuentra si tienes miedo a estar solo. Un miedo que la sociedad y la época en la que vivimos se ha encargado de instalar muy bien en nuestra mente y de alimentar.
    No pasa nada por estar solo. No pasa nada si esa pareja no aparece. Créenos, no pasa nada. Si esto te provoca ansiedad, es que en tu interior sigues pensando que eso puede hacerte feliz.
    Pero, ¿sabes lo que puede hacerte feliz? Estar bien contigo mismo, cultivar la relación que tienes contigo, cuidarla, mimarla, protegerla, tomarla como prioridad. Saludos desde Asia …

    Me gusta

  5. Muy lindo, y cierto… cada una de las palabras me describian. Se que es un poco dificil tratar de encontrar el amor y en ocasiones nos desespera… pero a partir de este post empezaré a dejarlo legar a el solito y estare alerta a las buenas oportunidades…

    Me gusta

  6. Me hiciste recordar la historia de Johnny Cash y June Carter, a veces las circunstancias para que esas dos personas se encuentren son las adecuadas, pero con ayuda de las coincidencias y saber lo que se quiere y luchar por ello, se puede conseguir ese milagro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s