Un relámpago triste: La sonrisa.

Ellas son, desde que el mundo es mundo, inquilinos silenciosos, pero nocivos; en ocasiones huéspedes aterradores, capaces de llevar al delirio, o a la muerte. Y los humanos han aprendido a ocultarlos tras las mas hermosas sonrisas, que sus rostros pueden mostrar, como último aliento de vida.

Es común en muchas personas ocultar un mal estado de ánimo tras una gran sonrisa. La depresión no es algo que todos experimentemos en la misma forma, o cuantía, pero si es algo que todos hemos tocado en algún momento. Muchos lo que hacen es ocultar su depresión tras la sonrisa, hacen chistes, tiene una vida social muy activa. En apariencia son muy felices, pero: ¿qué se esconde tras esta felicidad?

Las enfermedades del Alma.

Si hablo de las enfermedades del alma, no es porque solo las haya del cuerpo, y solo del alma. Ellas coexisten. Hasta una sencilla lesión corporal aflige el espíritu y cualquier problema anímico repercute en el cuerpo, aun cuando sea tan sencillo como en los gestos o en el comportamiento.

Hablo de “enfermedades del alma” porque la causa no viene dada, al menos principalmente, por una dolencia física, sino por alguna dislocación espiritual. Por ello mismo encontramos que su diagnóstico resulte mucho más complejo.

Un dolor corporal, es inconmensurablemente, más sencillo de ver; una fractura, una lesión, apenas deja dudas sobre el mal, pero un malestar anímico, ¿Qué síntomas?, este puede disimularse, esconderse, camuflarse y hasta acallarse. Quizá por soberbia, pudor, timidez, hay quienes saben, quieren, o pueden convivir con su mal, incluso por toda la vida. Y lo logran, llevando a cambio una existencia triste, sí, pero en apariencia normal.

Una luz que brilla en la sombra.

Si se escapa la fe, si huye la calma,

Si solo abrojos nuestra planta pisa. Lanza a, las fas, la tempestad del alma, Un relámpago triste: la sonrisa…

Una de las depresiones más difícil de identificar, es en estos casos, donde quienes la padecen, han aprendido a camuflarlas tras una linda sonrisa. Son perdonas expertas en ocultar sus emociones, solo nos muestran lo que de ellos se espera. Este tipo de ser no acepta su depresión, y es esto, lo que les hace tan complejo abandonar este triste lugar. No soportan mostrarse ante los demás como personas débiles o extrañas.

Para ocultar y proteger sus verdaderos sentimientos y estados de ánimo han identificado su mejor mecanismo de defensa: la sonrisa. El esconder su depresión tras su sonrisa, debido a alguna difícil situación, un trabajo frustrante, la falta de metas o una infinita soledad. No es una fácil tarea, aunque estas personas llevan mucho tiempo esforzándose cada día para sostener una situación ficticia que los hace permanecer infelices.

… “el neurótico no muestra un solo rasgo de carácter propio; comparte con el individuo sano, todas las características de una vida ordinaria, lo diferencian solo, la intensidad con la que se muestran ciertos rasgos, de su carácter” …

Resulta peligroso esconder tras la SONRISA la DEPRESION.

Es común que este tipo de personas enmascaren, trabajosa y prolijamente, tras un duro antifaz, sentimientos de miedo, irritabilidad, ansiedades, enojos. Síntomas de enfermedades profundas del alma.

Ninguna permitirá que salga a la superficie la verdad de cómo se siente, mostrar esos sentimientos de frustración y angustia a los otros. No mostraran a quienes le rodean ninguna señal sobre lo que están sintiendo. Son personas con vida social activa, desempeñan debidamente sus trabajos, puede incluso que realicen deportes, que sean dedicadas madres o padres. Ellos nos muestran siempre una sólida apariencia de felicidad y aplomo.

Pero en su interior todo es diferente, muestran sentimientos totalmente opuestos a los exteriores. Es común que los embarguen grandes tristezas o que sufran de baja autoestima, e incluso rodearles pensamientos suicidas. Y esto es lo que resulta más preocupante. Una persona enfocada en esconder su malestar tras una linda sonrisa, no obsequia pistas sobre cómo se siete realmente. Estas son las personas que de pronto sorprenden a su entorno con decisiones drásticas.

…El carnaval del mundo engaña tato,

que la vida son leves mascaradas.

Aquí aprendemos a reír con llantos,

y también a llorar con carcajadas…

No cabe la menor duda de que en los tiempos a los que nos enfrentamos ya, son cada vez más, los que sufren este silenciosos, por veces, pero doloroso mal. El que hoy lo veamos casi como una pandemia, no hace sino gritarnos en silencio, cual devoto, aunque enclenque retrato, del color de los tiempos, de la civilización en la que nos fue dado vivir.

Son muy diversas las caras que adoptan estas profundas patologías del alma, aunque todas se encuentren íntimamente ligadas al carácter de cada cual. Las hay que, llevadas desde el más culto narcisista del yo, repercute en el cuerpo con severidad: toxicomanía, anorexia, bulimia. Otras devienen trastornos obsesivo compulsivos (TOC) acaso causados por vivir en una sociedad cada día mas administrada, más burocratizada, menos humana. Otras más, son fácilmente visibles: abulia, spleen, morasmo, inacción… caras, expresiones verbales y matices de esta, que quizás sea, por antonomasia, la enfermedad de nuestros días, y tal vez de nuestro siglo: la depresión. Producida quizás, por la incesante llamada de una vida cada día mas acelerada, de medios de comunicación de reclaman atención a cada instante, de una tecnología que ya no da respiro.

¿Cómo romper este relámpago triste?

Si tienes un amigo que sospeches este en esta situación, o bien tú mismo te descubres en este tipo de depresiones, lo mejor es: pedir ayuda. Es un problema común, tratable y solucionable con la ayuda correcta.

Algunos creen que, frente al incesante desfile de imágenes, frente a las abigarradas vidas, aparentemente plenas que se nos muestra. Frente a esa saturación, creen algunos que “a mi nada me pasa”. Y entonces aparece la DEPRESION, por esta o por otra causa, pero aparece la recurrente depresión: una constante triste, un lentísimo transcurrir del tiempo, unos días, en apariencia, todos iguales, una depauperación de los recursos vitales, un empobrecimiento de los sueños y de la paleta que da color a la existencia… un no poder vivir más, un no querer seguir. Y no estoy hablado del desamor, o si, no lo sé…

En estos casos se debe buscar la ayuda de familiares o amigos. Abrirse con un ser querido, alguien en quien confíen, y contarle que es lo que sucede realmente en el interior. Siempre encontraremos personas dispuestas a escuchar, y sobre todo a ayudar. En la vida es útil, y yo diría fundamental, obtener en diversas situaciones perspectivas diferentes a las que se sienten. ¿De dónde? De las personas que nos rodean, nos quieren y quieren lo mejor para nosotros.

Cuanto antes reconozcas que tienes un problema antes terminaras con él. Y lo mejor es que antes podrás comenzar a disfrutar sinceramente de la vida, maravillosa, que quizás no veas.

2 comentarios sobre “Un relámpago triste: La sonrisa.

  1. ¿qué se esconde tras esta felicidad?
    ufff muchos sentiemientos a flor de piel…
    yo he pasado por eso, no llego a andar con baja autoestima, pero si he pasado tiempo escondiendo sentimientos tras una sonrisa..

    y es que a veces uno no encuentra otra salida al momento, porque como dices, ya el hecho de reirte es como q estimula el organizmo para salir de eso.

    sabes cual es mi miedo?? que a veces uno puede llegar a pasar tanto tiempo asi, que puede llegar a olvidar q existe un problema, que puede llegar a creerse q todo esta bien, y caer en la inanición de arreglar el problema ☹😔😔

    pero bueno en fin, ahora no lo estoy ajja
    muy bueno tu articulo, ojala muchos lo lean

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario querido amigo… es muy complicado ver que se esconde tras la sonrisa de un semejante… el ser humano se acostumbra a disfrazar sus tristeza… y no saben lo peligroso q es, por como dices, pueden llegar a perder el centro… y nunca salir de ese círculo vicioso… té recomiendo leer mi artículo al respecto de estos círculos https://openmind.news.blog/2019/03/06/hablemos-de-geometria-mental-los-circulos-viciosos/
      Muchas gracias de nuevo recuerda compartir con tus amigos si te ha gustado… publico algo cada día… y recuerda que también puedes unirte al chat Open Mind … en el menú esta la entrada… saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s