Me sacrifico, por un bienestar común.

La realización personal te hace pleno, pero las metas familiares y de pareja te hacen muy superior, sin embargo, refieren grandes sacrificios, pero los mismo ¿merecen la pena? Descubre con nosotros, los beneficios de luchar por las metas como pareja, como familia. Y los sacrificios justificados contra aquello que bajo ningún concepto deberíamos sacrificar ¡JAMÁS!

En ocasiones en la vida, encontramos historias que resultan de un gran aprendizaje, para quienes somos testigos de ellas. Hace poco tuve la dicha de vivir de cerca la historia de un ser, capaz de sacrificar su propia felicidad, y suprimir sus deseos vitales personales, en pos de que su situación familiar, se mantenga plena. Y esto me ha hecho reflexionar en profundidad.

Muchas personas suelen pensar qué por amor, ya sea a nuestra pareja, o un amor más cotidiano, a la familia, a los amigos, a los hijos propiamente, se deben hacer sacrificios en ocasiones, y esto no es menos cierto, pero hay algunas cosas a las que simplemente no se debe renunciar jamás, sin importar la presión a la que se esté sometido.

En muchas ocasiones estas presiones son provocadas por la pareja, cuando se tiene expectativas poco realistas de lo que representa y significa na relación de pareja, y se sienten en el derecho de exigir de más a la otra persona. En ocasiones las ejerce la propia situación familiar, cuando oscuros secretos fuerzan mentiras y reprimen inconscientemente los deseos de uno de sus miembros. Y este lo permite, opacando su felicidad en pos de una estabilidad familiar. O cuando precarias situaciones, dan paso a emigraciones extremas en busca de mejor estabilidad económica.

En todos los casos se debe encontrar un balance y no dejar en ningún caso que la pareja o la familia, o en general un tercero (siendo este persona o situación) se convierta en el centro de nuestro universo. Esta es la única manera de que nuestra vida y relaciones interpersonales sean duraderas y feliz, para todas las partes.

Algunas cosas que aconsejo no sacrificar jamás:

Tiempo a solas: algunas personas creen, que deben dedicar todo su tiempo a sus relaciones de pareja o al cuidado y preservación de su familia y de este modo, se descuidan a sí mismos. El tiempo a solas es sumamente importante para nuestro bienestar personal y ayuda a que nuestras relaciones interpersonales resulten más saludables a corto y largo plazo.

A tus seres queridos: una cosa fundamental es seguir dedicando tiempo a todas tus personas, amigos, familiares, compañeros de escuela o trabajo, no descuidar nunca una relación personal. A pesar de que, entre sí, no se relacionen, o no se lleven bien, no significa esto que se deba renunciar a estas relaciones en pos de otra persona. De hecho, resulta un foco rojo que tanto familiares como parejas nos pidieran alejarnos de nuestros amigos por permanecer más tiempo con ellos. mantener cerca a tus personitas especiales te hará sentir mejor y más feliz.

Tu físico: especialmente en una relación de pareja es muy común abandonarnos físicamente, descuidar un poco el aspecto, engordar, dejar de arreglarte tanto, y esto no está bien. Aun cuando nuestros seres queridos nos acepten tal cual somos, es indispensable mantener las formas, alimentarnos sanamente ejercitar… esto beneficia tu relación y tu autoestima.

Tus hobbies: no dejes de hacer aquello que amas en la vida, dejar algo, o todo por una persona, por una situación familiar, por una opinión de un ser querido, solo generara reproches y resentimientos hacia esa parte a la larga. Es común, que, al empezar una relación, por ejemplo, solo apetezca hacer planes con esa persona, pero no descuides nunca las pequeñas cosas con las que eres feliz.

Tus sueños: sentirse presionado a renunciar a algo que es importante para ti, sin recibir un beneficio a cambio, es una fuerte señal de que algo no está bien. En todo tipo de relaciones es imprescindible ocuparse de los sueños y aspiraciones de los demás, llegar a acuerdos beneficiosos para todos, para que logren sus metas.

En toda situación deben valorar los pros y los contras, unas veces toca ceder y en otras que la otra persona ceda. Pero asegúrense de que el balance sea perfecto.

¿Si queremos progresar como familia, lo justo es que hagamos sacrificios?

Podríamos llegar a pensar que las circunstancias laborales causadas por la globalización son las que provocan este tipo de sacrificios familiares. Pero, si les soy franco, creo que no conozco nadie que haya tenido que salir de su “zona de confort” para lograr un progreso y llegar a las metas propuestas. Inclusive en momentos en que el hecho de buscarles un futuro mejor refiere alejarse momentánea mente de quienes se ama.

Los beneficios de buscar la realización familiar.

1. Conocer nuevos horizontes: para probar las dulces mieles de la realización no es necesario cambiar de país o cambiar de amigos. Basta con desear ver como tu familia progrese. Si de repente ves la posibilidad de cambiar tu empleo por uno en mejores condiciones, ¡hazlo! No tienes mucho que perder y tú y tu familia si puede que tengan mucho por ganar.

2. Establecer todo tipo de amistades: un amigo me confeso algo que considero 100% real, mejor es, tener amigos, que dinero”. Es inmensa la rama de posibilidades que te abren conocer a nuevas personas, un nuevo ambiente ante ti, nuevos conocimientos, sin contar que tu pareja y tus amigos también encontraran beneficio pues estos nuevos amigos también tienen familias y podrán disfrutar de gustosos momentos.

3. Aprender cosas nuevas: elige cambiar algo bueno por algo mucho mejor. Todo aquello que llegue con esa novedad tendrá un montón de nuevas posibilidades. Un cambio de país por ejemplo ayudara a conocer nuevos lugares, un nuevo idioma y una nueva cultura, junto a nuevas oportunidades extra de reinventarse.

Una familia unida puede y tiene la obligación de luchar juntos por un nuevo horizonte, uno que los lleve al éxito. Las aspiraciones pueden ser de toda índole; materiales, espirituales, culturales, pero en definitiva si están de acuerdo en hacer sacrificios, con seguridad el tiempo y el empeño traerán beneficios.

El amor es algo increíble, pero en todo tipo de relación hay que encontrar el balance perfecto, para no acabar luego con resentimientos, tristezas o arrepentimientos, a largo plazo. Evalúa bien tu situación para disfrutar de una vida más plena realmente por mucho tiempo.

Por qué esta claro que sacrificarse por amor a algo en una ocasión es comprensible. Ahora bien, en el momento en que se convierte en algo constate, por parte de una persona, y empieza a enfrentarse con nuestras necesidades, nuestros deseos y nuestra vida personal, en diversas y repetidas ocasiones, ahí ya hay un problema y debes analizarlo, para salir de él. En la mayoría de los casos el sacrificio está siendo desmedido, no correspondido e inmerecido o poco productivo. No podemos vivir solo, de la felicidad que provocamos en otros…

4 comentarios sobre “Me sacrifico, por un bienestar común.

  1. Cada palabra que escribiste en este blog tiene mucho sentido en cuanto las relaciones que tenemos con quias nos rodea…..y créeme me toco sacrificarme mucho por muchos jaj……y eh aprendido de ellas….pero por otro lado fueron muy lindas palabras me gustó mucho sin dunda este fue unos de mis blog’s favoritos…

    Me gusta

  2. asi es…cuanta verdad…no podemos vivir solamente de la felicidad que provocamos en otros..
    y es algo que me ha tocado aprender con el tiempo…
    porque soy una persona que cuando empieza algo nuevo me enfoco tanto en eso que llego a ser tan egoista conmigo, que siempre me quito de mi tiempo a solas, y me descuido a mi mismo ya no tanto en el sentido de arreglarme o no… eso no es problema, ajaja, sino en el caso que me descuido a mi mismo en el ambito físico y mental, de lograr tranquilidad, de sentirme a gusto, de tener sociego, y todo por sacar uan relacion adelante, pero es que ese sacrificio a uno mismo, no siempre puede ser…

    Me gusta

    1. Yo diría amigo mío que estos sacrificios no son siempre tan necesarios como los queremos ver… a demás de que deben ser mutuos… ya sea en pareja o en familia… uno sacrifica un poco y otra parte otro poco… no podemos cargar sobre nuestra felicidad la felicidad de otras personas… o dejar de ser feliz por el que irán a pensar en la sociedad y como miraran a mi familia… me sacrifico mejor yo que a todos ellos… en ocasiones es necesario que se sacrifiquen todos… no puede cargar uno solo todo el peso… y en parejas es igual ambos deben dar su brazo a torcer y ceder una parte…

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s