El estigma del Gay pasivo.

Me resulta del todo bochornoso el hecho de que existan gay que se dedican a discriminar u ofender a otros gays solo por su “rol sexual”. Ni es vergonzoso, ni para nada ofensivo ser el pasivo en una relación gay. Tener que escribir sobre este tema me resulta indignante y me reafirma en que los gay también crecen con la homofobia internalizada. 

“Pasivo” es el termino para referir al hombre que prefiere ser penetrado en el acto sexual. Desde principios de la antigüedad se ha practicado el sexo anal, tanto hombres gay como heterosexuales, así como mujeres a lo largo de la historia. 

Los homosexuales en general, a grandes rasgos, pueden dividirse en: activos, pasivos o versátiles, de acuerdo a sus preferencias dentro de la relación amorosa. A su vez, estas tres grandes categorías suelen ser subdivididas en otras tantas, en función del grado en que se ejerza el rol de Activo o Pasivo.

Podría decirse que la gran mayoría de los hombres homosexuales, en realidad, son versátiles, pues en un momento u otro de la relación ejercen el rol del otro, se intercambian. Por preferencia pueden ser activos o pasivos, pero, en un momento dado, son capaces de realizar el rol opuesto, cuentan con la flexibilidad suficiente para asumir esta situación. 

Circula por ahí, el mito completamente falso de que: en las parejas gay, uno de los dos asume el papel de hombre y el otro el de la mujer. 

Siguiendo esta regla el hombre más varonil será el Activo (el que penetra analmente al otro y nunca es penetrado) mientras que el afeminado seria el pasivo (quien desea ser penetrado analmente de manera exclusiva). En realidad, la gran mayoría de las parejas homosexuales que mantienen una relación estable que practican sexo anal son “versátiles” o “activos-pasivos”. 

Cuando se trata de formar una pareja, los homosexuales tienden a tener muy en cuenta el rol sexual de cada uno. Sin embrago, es fácil encontrar parejas gay conformadas por dos “Activos” en cuyo caso las relaciones sexuales no incluyen el coito por motivos obvios. Mas, por alguna razón, es muy poco común encontrar una pareja gay formada por dos “Pasivos”. 

¿Cuál es el problema con los Pasivos?

Vivir y expresar la sexualidad como un proceso natural, junto a convertir en placer el dolor, es tarea de hombres verdaderos. En el momento de comenzar la penetración el aguante de las sabanas, ese dolor que lentamente transforma en placer, y el ver la expresión en el rostro del hombre que lo penetra, gritar o gemir, suspirar y vivir el momento, convierten el sexo anal en toda una maestría placentera. 

Los pasivos, disfrutan más la penetración en el acto sexual, los activos por el contrario les gusta penetrar, los versátiles que disfrutan ambos roles y hasta hay porsupuesto gays que disfrutan mucho más el sexo oral. Pero realmente lo importante es que el rol sexual en ningún momento debe ser motivo de burla u ofensas, ni significado de debilidad por parte de quien tiene los pantalones tan bien puestos de ser penetrado. 

Gracias a la diversidad podemos disfrutar de gran diferencia de gustos y creencias. Pero desgraciadamente, al igual que el resto de la población los gay crecemos escuchando burlas y ofensas en nuestra contra, por lo que muchos tienen sin saber, la homofobia internalizada. Lo que me resulta bochornos y triste es que gays discriminen a otros gays. 

Sumemos a este tema, la realdad de que a muchos hombres heterosexuales les gusta frotar su ano con los dedos o que sus parejas femeninas sean quienes lo hagan. También existen hombres que disfrutan ser penetrados por sus esposas. Esto no les vuelve necesariamente gays, el sexo es muy amplio, variado y natural entre los seres humanos. 

Las vergüenzas, las creencias y mitos fueron creados por algunos extremistas, con el fin de liderar la libertad sexual de otros individuos, y así la libertad misma del ser humano. Es triste caer en una trampa como esta, heteronormativa y machista, y fomentar la burla en contra de los gays, es muchísimo más triste aún. 

Si queremos exigir el respeto de la sociedad ante nuestra sexualidad y nuestras preferencias, debemos comenzar por respetarnos a nosotros mismos. Ya es suficiente con la homofobia que debemos enfrentar durante toda nuestra vida, para a estas alturas tener que soportar la ignorancia y el lenguaje asqueroso de los epítetos ofensivos por parte de otros gays. 

Estereotipos incorrectos que enfrentan los gays Pasivos y ya los tienen artos.

Muchas personas se empeñan en relacionar, los roles sexuales de los gays con su forma de ser y su personalidad. Si es activo debe ser de tal forma. Si es pasivo, de esta otra. Y viceversa. Y esto es totalmente falso, por ello me he dedicado a recopilarles algunos de estos estereotipos molestos que tiene que vivir los pasivos:

1. Todos los pasivos son femeninos.

El activo, pasivo o versátil son solo términos utilizados para definir las preferencias en la cama, no son normas de comportamiento. Puedes ser el activo más femenino de los femeninos el macho más macho siendo pasivo. Tu rol sexual depende de lo que te gusta no de cómo te ves. 

2. Los pasivos deben poner los condones y el lubricante. 

Muchas veces los activos asumen que los pasivos tienen la obligación de colocar los condones y el lubricante. Pero para nada amigos, si ambos van a disfrutar entonces también la responsabilidad es de ambos. Un buen gay siempre tiene la artillería a mano. 

3. Los pasivos son los delicados de la relación. 

Una vez más, lo que te gusta en la cama no es una norma de comportamiento. Además, es bien ridículo pensar que entre dos hombres en una relación deba existir la dualidad débil-fuerte que no aplica ni tan siquiera en relaciones heterosexuales. 

4. Esperan que el activo pague todo. 

Aunque realmente muchos piensen así, no todos, y quienes lo piensan lo piensan por canallas, no por pasivos. Como dije en el punto anterior lo último que deberíamos hacer en nuestras bellas relaciones homosexuales es incluir patrones arcaicos y heteronormados y machistas. Tan fácil como dividir las cuentas a la mitad o que uno invite a una cosa y otro a otra. 

5. Los pasivos tienen que poner el lugar. 

Esta horrible idea de algunos activos hace ver como si le estuvieran haciendo el favor al pasivo de ir a fallárselo. Y para nada verdad, el favor es para los dos. Pues, a fin de cuentas, los dos van a gozary los dos se van a venir. 

6. Los pasivos son menos hombres que los activos. 

Así como la hombría nada tiene que ver con su relación sexual, la hombría de un pasivo no tiene nada que ver con preferir recibir que dar. De hecho, se necesita ser todo un hombre hecho y derecho para tener un pene adentro y hacer todo lo que se debe hacer.

7. A los pasivos les gusta que los sometan. 

Como ya dije, ser pasivo no tiene nada que ver con representar la parte sumisa de la relación. Así como puede haber a quienes les gusten los juegos sexuales de dominación, hay a quienes no. Y definitivamente no puedes dar por hecho que le va a interesar hacerlo solo por el hecho de ser pasivo. 

8. Ser pasivo es un insulto. 

Quizás no corresponde a un insulto como tal, pero luego dicen cosas como: “seguro esa es pasiva”. A demás de estar hablando a ese chico como si fuera una mujer, cosa que no es para nada denigrante, dicen “pasiva” con una connotación negativa. Como si fuera algo malo o algo menos que ser activo. Y no creo esto, de hecho ¿sin pasivos fuera menos divertido no creen?

Así que mejor ámenlos y disfrútenlos. Porque son tan hombres como ustedes y les pueden brindar tantos placeres como Uds. a ellos

10 comentarios sobre “El estigma del Gay pasivo.

  1. Hay mucho de razón en lo que dices… algo tan sencillo me recordó que LGBT 🏳️‍🌈 es también una forma de restringirnos y separarnos … para mi todo son H (Humanos) iguales con gustos diferentes… pero eso sera tema de otro Post… Gracias x estar…

    Me gusta

  2. La sexualidad es muy rica para complicarla con tabues, cada uno es como es y como quiera ser. Los las definiciones ( act, pas, versátil) son sin saberlo una forma de encasillarnos en algo y de ahí viene entonces la discriminación.

    Me gusta

    1. Hay mucho de razón en lo que dices… algo tan sencillo me recordó que LGBT 🏳️‍🌈 es también una forma de restringirnos y separarnos … para mi todo son H (Humanos) iguales con gustos diferentes… pero eso sera tema de otro Post… Gracias x estar…

      Me gusta

  3. No puedo creer como realmente estigmatizamos todo. Ponemos etiquetas a todo. Lo cual solo nos separa más. Ser pasivo o activo no define quiénes eres realmente. No define que nos gusta del todo , que nos motiva, que nos hace buenos o malos. No dice quienes somos. Es solo una afición más, un gusto, como las personas que prefieren el rock y otras el reggae.
    Como siempre digo aprendamos a respetar las diferencias de los demás sin buscarlos por su portada. Nunca conocemos completamente a una persona. Y no tenemos derecho a juzgarla, solo a mejorar y ser mejores. Ayudar a otros y darnos cuenta que todos somos parte de la misma comunidad (LGBT).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s