Hablemos de Geometría sentimental  ¿Los triángulos amorosos?

Dicen que en la vida hay que evitar tres accidentes geométricos según Benedetti: Los círculos viciosos, los triángulos amorosos y los cuadrados mentales. Fuera del contexto en que nos lo cuenta el poeta analicemos con Open Mind que son en nuestro S. XXI estos tres accidentes, comenzando por: los triángulos amorosos.

Para poder hablar de un triángulo amoroso, debemos partir de la base de que, en este siglo de innovaciones y libertades, hay dos tipos, diferenciados básicamente por el conocimiento o no de este triángulo de relaciones. O sea, si se trata de una relación consentida entre tres personas o si se está hablado de una relación de infidelidad. De esta manera y para facilitarnos el entendimiento y análisis de ambas caras de la monda las separaremos en dos títulos artísticos. (Uds. saben no me pude resistir a ponerle un nombre pomposo jejeje) 

Cuando tres no son multitud.

Las relaciones poliamorosas a estas alturas no son un secreto para nadie. Pero, trae implícito gran confusión, pues su dinámica sigue siendo algo misterioso para muchos. ¿Cómo logran organizarse? ¿Cómo sobreviven a los celos? ¿Haráncenas románticas los tres? Para los implicados existen normas a la hora de practicar este poliamor para que funciones de forma ética y respetuosa. 

Poliamor

Lo primero, para entender el “poliamor” es definirlo. Según Wikipedia se trata de la habilidad para amar a más de una persona al mismo tiempo. Pero claro, no nos quedaremos en ese limitado borde. Me gusta la definición desarrollada que le dan en el libro “More Than Two”: 

Se trata de la relación con varios individuos, en la que todos son conscientes de la existencia de los otros, esto es lo que losdiferencia de engañar a alguien, el conocimiento…

Un poliamor regulado o bueno, no lo hay, no se conoce. Estos triángulos amorosos son algo como un paraguas de relaciones no monógamas que debe basarse en la afectividad, en los cuidados y en el consenso. Es fácilmente relacionable con el tema sexual, pero no más que una relación entre personas en general. Sí, hay relaciones sexo/afectivas y solo afectivas. Por ello, los acuerdos entre los practicantes de estas relaciones deben ser consensuados, respetuosos, y cuidadosos. Lo divertido es, que al no haber nada escrito, se puede disfrutar de escribir cada historia fuera del guion de lo preestablecido. Existen muchas etiquetas con las que definir una relación en ocasiones pueden ser de ayuda, pero en cierto momento también limitantes. 

“…  que muchos piensan que todo es sexo y no es así. No es Swinging ni esto es Pokemon Go, no hay que acostarse con todos. Trata solo de libertad para ser sincero respecto a la forma en que nos sentimos y cómo evolucionan. Abre las fronteras Amistad-Amor de una forma segura y transparente…”

 

 En una relación de tres no se habla de exclusividad en el plano sexual, si no de fidelidad a las promesas y acuerdos que fueron consensuados en principio o en el poco a poco de esa relación por las tres partes. Uno de ellos puede ser la promesa de un amor sincero a los dos restantes durante toda la vida, o la sinceridad respecto a la preferencia de uno de ellos. Común mente son acuerdos profundos tratándose de amor. Cuyo incumplimiento como en toda relación amorosa podría llevar a la ruptura definitiva. 

Comunicación y Negociación

Como ya dije, no existe un preestablecido modelo para este tipo de relaciones de tres. A la vez que una pareja monógama tiene pleno conocimiento y base de su amor, de su funcionamiento, esto no se aplica a las relaciones de tres. Pueden estar tanto juntos como tener vidas separadas. Pueden tener un acuerdo u otro. 

Dadas las disimiles complicaciones de esta variedad y desconocimiento los poliamorosos recurren siempre a negociar bien sus acuerdos y los términos de su relación. Asítodos los integrantes del triángulo se comprometen a una serie de normas de convivencia, que ayudan a fijar al gusto de todos lo que se puede y lo que no para que el vínculo no sea lacerado. Como en una relación monógama la comunicación resulta nuevamente fundamental. Por ello recurren siempre a acercas posturas de manera pragmática y lógica. 

Confianza, honestidad, dignidad y respeto.

Para lograr una saludable relación entre tres o más personas es imprescindible este punto. Lo principal es comunicarse con claridad, consultar y ofrecer todo con respeto para la pareja primaria, de manera que no se sienta engañado(s) o desplazado(s). para que la confianza no se rompa el mejor camino es el mantenimiento de la dignidad, y de esta manera continuar las practicas amorosas sin herir a ninguna de las partes. 

Queda claro de esta manera que las herramientas más eficaces son las propias de la inteligencia emocional: la honestidad, la gestión emocional, el respeto y el consenso, la comunicación… propias a la vez de una relación monógama. 

 Otra cara de la moneda: En un triángulo siempre uno sale dañado.

Tan antiguo como el tiempo mismo quizás, es la “infidelidad”. Ya perdono en su tiempo Jesús a un(a) adultero(a) al decir: quien se sienta libre de pecado, que tire la primera piedra. Diferentes son los credos o iglesias que castigan la infidelidad. Pero es común observar la doble moral que presenta la sociedad actual ante este problema humano.  Si el infiel es el hombre, resulta al parecer más perdonable. Pero si es una mujer la que acomete la infidelidad se le hecha en cima la sociedad entera, inclusive otras mujeres. La infidelidad como dice la cantante Paloma San Basilio causa mucho dolor: en una relación de tres, siempre alguien sale perdiendo. 

 La infidelidad es una situación provocadora de crisis, puede llevar al reforzamiento de la pareja o puede ser el detonador para terminarla. Es común encontrar quienes no logran aceptar las limitaciones o imperfecciones de sus parejas y la infidelidad no es algo negociable, automáticamente al descubrirse algo así, acaba la relación. Por otro lado,encontramos personas capaces de lidiar en mejor cuantía con esta situación y la utilizan para reforzar la pareja. Es importante, sin embargo, señalar que algunas relaciones que han dejado de ser saludables tienen como gota culminante la infidelidad. En estos casos la crítica situación de la relación se refleja justamente en esta situación de infidelidad. 

Para ayudarlos a clarificar las actitudes y valores y enfrentarcon más claridad estas situaciones, les presentare luego 7 mitos sobra la infidelidad mediante los cuales reflexionar. Pero antes considero importante apuntar que existen grandes diferencias en las infidelidades. No es lo mismo ser infiel una noche o un fin de semana, que tener una relación alternativa por largos años. Al igual que no es lo mismo un Play Boy que un hombre común, con una amante. Lo que  es científicamente real y demostrable es que la infidelidad es un síntoma, algo que nos dice que hay que revisar la relación de pareja y hay que trabajar con ambos. 

7 Mitos sobre la Infidelidad:

1. MITO: Todo el mundo lo hace, por lo tanto, es de esperarse que ocurra.

REALIDAD: La infidelidad no es un comportamiento normal, es síntoma de un problema. 

2. MITO: Los affaires o aventuras son saludables, pueden renovar el matrimonio o la relación.

REALIDAD: Los affaires son peligros y pueden provocar el fin de una relación.

3. MITO: La infidelidad es prueba de que el infiel a dejado de amar a su pareja.

REALIDAD: La infidelidad puede darse por igual en relaciones en las que en principio amos se amaban profundamente. 

4. MITO: La persona con la que se inicia el nuevo romance debe ser más sexi que la engañada.

REALIDAD: Lo que lleva a la infidelidad son razones muy variadas, no solo se busca un físico o el sexo.

5. MITO: La aventura ocurre cuando la persona engañada le ha fallado al otro y este por tanto no tiene otro remedio. 

REALIDAD: Nadie puede obligar o forzar a nade a ser infiel, haya pasado lo que haya pasado. 

6. MITO: La mejor manera de lidiar con una infidelidad es pretender que no se sabe nada y así evitar la crisis. 

REALIDAD: Las relaciones infieles se mantienen en muchos casos por el secreto y si se les reconocen y enfrentas desaparecen. 

7. MITO: Si ocurre un affaire en un matrimonio este debe terminar en el acto. 

REALIDAD: El matrimonio puede sobrevivir y reforzarse luego de una infidelidad. 

Como pueden ver se trata de dos maneras bien diferentes de relaciones de tres, sin embargo, los separa la delgadísima línea del “Saber” o “No saber” que existen terceras personas. Ambas son bien comunes hoy en día. Sin embargo, podemos deducir tras este análisis que actualmente que una es todo lo contrario de la otra, para que no se considere infidelidad; ¿le proponemos esta opción a nuestras parejas? ¿Se atreverían con este tipo de relación tríptica? Este modo de vida como dije rompe los esquemas preestablecidos, y por esto no deja de llamar nuestra atención. 

¿Es realmente posible una relación entre tres personas en nuestra sociedad actual?

Creo que en tiempos en los que se especula con que nos podríamos llegar a enamorar de una máquina, parece que el poliamor es el futuro que acabara con la infidelidad. Como diría un joven de esta última década: juntos en la enfermedad y en la salud; hasta que un “Like” los separe. Y bien es conocido que tres perfiles ganan más Likes que dos. 

Otro panorama, imaginen: un matrimonio que lleva muchos años de unión, con hijos en común, y una vida sólida y estable a la que no se quiere renunciar. Sin embargo, algo falta en sus vidas, esa chispa sexual de los días de noviazgo, la emoción de la conquista, o el placer de hallar otros afectos que complementen su mundo. ¿Qué hacer? Cada vez más parejas arriban a conclusiones semejantes: la monogamia flexible o el “matrimonio abierto” que consiste justo en conservar la unión matrimonial como la principal en sus vidas, pero, al mismo tiempo, estar dispuesto a que cualquiera de las dos partes de la relación satisfaga sus deseos sexuales y afectivos sin que esto afecte o implique romper o dañar el vínculo principal. Una pareja abierta o una relación de tres es la solución que muchos encuentran a esta etapa de la vida. 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s