¿La profesión más antigua? O ¿La explotacion más antigua? Prostitución y siglo XXI

Que quienes están en la industria del “SEXO” trabajan con su cuerpo, no cabe duda. Que su sexualidad es su herramienta de trabajo, indudablemente. Que sacan relativamente poco dinero de esa actividad y que son sobreexplotados económica y sexualmente es incuestionable. Entonces la cuestión es: si estas personas en prostitución ganan un “salario” de pobreza con su cuerpo ¿Por qué no considerar trabajo a esa actividad? ¿Por qué no regular la prostitución y crear alrededor de esta actividad asociaciones sindicales? 

A petición de uno de mis lectores traigo a relucir uno de los temas mas polémicos de este nuestro siglo XXI. La prostitución ¿Sera un trabajo digno o una actividad inmoral? 

Llevar a cabo una labor a cambio de una compensación económica, en esto consiste todo trabajo asalariado. Durante un tiempo determinado para dedicar a la tarea asignada el trabajador vende una parte de su ser, un talento propio. Este mismo esquema exactamente es el que persigue el ejercicio de la “prostitución”: La/el trabajador(a) provee un servicio y pide a cambio una cantidad determinada de dinero. Solo una dimensiónparticular de su persona es la que “presta” este servicio, su capacidad sexual, a lo largo de un limitado periodo temporal. 

Y no quiero que ningún moralista extremista me cuente que es erróneo pretender que cuando hay un intercambio de dinero por un servicio o especie es trabajo, argumentando que solo tuve en cuenta el beneficio económico personal y la absurda idea de que entonces por esa regla: el sicariato, la venta ilegal de drogas, de armas, la venta de personas y otras, serian también trabajo. Pues, estoy tomando muy en consideración las consecuencias sociales, las cuales, son imposibles de comparar entre la prostitución y las barbaries antes mencionadas, pues la prostitución por elección que -aclaro- es de lo que  hablo en esta entrada, no proyecta, en mi consideración, ningún perjuicio social, no causa daño alguno a nadie y mas bien ayuda a mejorar el estado de animo de muchos.  

No obstante a esta, semejanza característica, la profesión “más antigua del mundo” es comúnmente vilipendiada y reprobada. Como muestra de ello vemos a diario el uso tan frecuente de frases o palabras utilizadas con la intención de herir o difamar incluyendo peyorativamente esta condición laboral: “Hijo/a de puta” “eres una puta” “me cago en tu puta madre” etc. Esta despectiva manera de dirigirse a otro ser humano sorprende terriblemente, pues no encuentro nada censurable en la decisión de ejercer la prostitución. En esencia; no es diferente de ser: maestra/o, doctor, arquitecto, albañil, escritora. Pero, sin embargo, esta igualdad laboral no es reconocida en casi ningúnlugar, como común mente vemos, oímos o expresamos. Es, en su contrario vehemente y rotundo el reconocimiento implícito de la desigualdad, y podemos encontrarlo en dos consideraciones fundamentales.

 Criterios de desigualdad.

Primeramente, entre la prostitución y cualquier otro trabajo se defienden marcadas distinciones, ya que, debido a la explotación sin escrúpulos, en algunas ocasiones, las prostitutas no ejercen libremente su profesión y viven completamente sometidas por esto. Esa conocida “trata de blancas” con la que en muchas ocasiones nos llevamos las manos a la cabeza, es un paradigmático ejemplo de esta idea clara. En otro punto se afirma que, realmente, nadie quiere prostituirse. Es la necesidad extrema la que arrastra en muchas ocasiones a las personas a prostituirse, cuando necesitan dinero y no les queda otra salida, pero no por “gusto” o por que les apetezca dedicarse a esto. 

Con la primera idea podemos denotar claramente un prejuicio social, en mi humilde opinión; muy común, por desgracia: que la explotación en el trabajo es algo propio de algunas profesiones y no de otras. Para nada creo esta idea ajustada a la realidad en este querido siglo XXI, por que podemos encontrar explotación en casi cualquier actividad laboral de hoy, con mas o menos intensidad, en mayor o menor medida, mas o menos evidenciada, pero, desde el momento en que otra persona, compra nuestra fuerza de trabajo, sea cual sea, y este nos dice que hacer, llámenlo “jefe” o “chulo”, estaremos siendo enajenados. En este caso, si por el simple hecho de que pueda darse (y se da en ocasiones) un abuso condenable a los trabajadores, condenamos y menospreciamos la prostitución; tendríamos que hacerlo en igual medida con el resto de profesiones, sean cuales sean, pues en ellas puede darse (y se dan) los mismos tipos de abuso. 

El segundo termino habla de la idea de que una persona es prostituta(o), por que su agudizada mala situación económica la ha obligado a emplearse como tal al no poder hacer otra cosa. Entonces veo interesante analizar en que cuantía trabajamos por puro amor al arte, y no lo hacemos para ganar dinero, en un final, para intentar sobrevivir. Por necesidad es que trabajamos, todos los mortales. Por la necesidad de comer, de vestir, de avanzar. En ocasiones de suerte, nos gusta lo que hacemos por dinero, y en otras mas precarias no tanto, (eso va en dependencia de los gustos de cada cual) pero seria invalido argumentar que determinadas profesiones son mejores que otras, en esencia (salario aparte). O es criticable toda labor o es defendible todo trabajo. Es del todo injustificable e irracional que se establezca una jerarquía laboral. 

El origen de estos prejuicios, si los vemos en profundidad, detrás de estas discriminaciones y clasificaciones, encontramos un núcleo social de moralidad, culturalmente asumido (impuesto) que obliga a la expulsión de la prostitución de los ámbitos laborales, y de las calles. Ante la realidad de la prostitución veremos este núcleomanifestarse en dos posturas diferentes a simple vista pero complementarias si miramos bien, a fondo.

 

 La culpabilización y la Victimización. 

Vender la capacidad sexual, y hacerlo sin remilgos, no es bueno ni loable, esta es la idea fundamental que se manifiesta a través de la CULPABILIZACIÓN. Quien lo practica, descarta lo que “debe ser “un ser civilizado y, por tanto, no dedica su tiempo ni su vida a ejercer una profesión real. Esa persona, por ende, queda estigmatizada ante la mirada de quienes conviven en su sociedad. 

Es un ser humano “desvalido”. Es esto lo que nos hace ver la “VICTIMIZACIÓN” un ser al que hay que rescatar. Se esta ganado la vida de este modo por que no puede hacer otra cosa, pero no quiere en el fondo. Hemos de ayudarle a salir de ese pozo, nosotros sabemos bien que es lo mejor para ese ser. 

Es, justamente esta doble presión patriarcal y retrograda, la que desposee totalmente a quien desee ejercer este oficio, de la posesión de su cuerpo y su derecho a hacer con el lo que considere oportuno. Se convierten entonces la masa social y la ley, en quienes terminan decidiendo que debe hacer una persona con su cuerpo o su deseo sexual, con su vida corporal en fin, despojando a este de su autonomía en este ámbito. 

Y es justo esta enajenación, esta persecución, esta represión, la que promovemos diariamente con nuestros desconsiderados comentarios peyorativos sobre esta actividad, para descalificar a alguien. La prostitución es un trabajo tan valido como otro cualquiera, respetable, diría yo, aplaudible, pues lleva mucho valor coraje y fortaleza, física y mental realizarlo. Así que recuerda esto cada vez que cruce por tu mente la palabra “PUTA”. 

 

16 comentarios sobre “¿La profesión más antigua? O ¿La explotacion más antigua? Prostitución y siglo XXI

  1. Wao! Muy buen contenido, es un tema q tiene mucho de que hablar y muchos puntos por donde mirarlo, en mi experiencia personal me he relacionado mucho con este tipo de personas, personas q venden su cuerpo ya que es el unico camino q encuentran para satisfacer necesidades y caprichos, y q si fuese solamente, la situacion de vender sexo, ya de por si lamentable, lo unico reprochable de esta «profesion», arrastra tambien a un mundo de adicciones, violencia e inseguridades. A mi, personalmente, me encantan este tipo de personas (aunque soy partidario de que esta mal hacernos estereotipos), muchachas y muchachos, pues generalmente son jovenes, con grandes ambiciones o necesidades, q cansandose de las a veces escasas, monotonas, o incluso mal remuneradas opciones encuentran en su cuerpo un recurso rentable al cual sacarle dinero, humanos q quizas por un mal camino vieron una oportunidad para correr lejos de lo impuesto por la sociedad, q vieron opciones de libertad, personas q quizas fueron mas inteligentes (a pesar de ser normalmente relacionada la prostitucion con ignorancia o incultura, o al menos asi lo veo yo) al cultivar las precoces sospechas de q algo en esta sociedad no esta bien mucho antes de personas con niveles culturales mas elevados. Personas q tienen el objetivo claro y correcto, solo q tomaron una carretera llena de baches para llegar a el. Entonces ¿el fin justifica los medios?
    Ojo q por sociedad no estoy hablando de pais, region o cultura especifico sino de algo mas universal, y por persona dedicada a la prostitucion no especifico, y mas bien me refiero a la generalidad que sin darse cuenta buscan cierta libertad e independencia social, por supuesto q hay muchas excepciones.
    Muchas felicidades al autor y un gran abrazo.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario… es bien recibido… mi idea fundamental como he expresado no es promoverla si no defender de estigma y discriminacion… esto lo defiendo si se elige como un trabajo cualquiera digno de respeto y hasta diria de una seguidad social y un reconocimiento…

      Me gusta

      1. Jaja, perdon por la risa, no pude evitarla, si bien no la condeno (la prostitucion) igual no creo q sea el camino correcto, y la desapruebo como opcion laboral, por muchos motivos, aunque tambien podria aceptarla por algunos otros pocos en fin creo q el tema esta en mejor no juzgar y dar al individuo la opcion de escoger…

        Me gusta

    1. Como mismo para que dos personas se unan en matrimonio solo se necesita que dos personas quieran hacerlo… para divorciarse solo se necesita que esas dos personas hayan dejado de entenderse… me parece absurdo pensar en pleno Siglo XXI que una puta o un Chapero puedan causar divorcios jejejej no me hagan reír ellos no van puerta por puerta buscando casados, son los(as) “casados felices” los que los buscan a ellos como profesionales, eso sera como culpar a alguien por los problemas de tu matrimonio jejeje el unico culpable eres tu… lo siento pero nuevamente no es un argumento válido…

      Le gusta a 1 persona

        1. Te fijas mal he dado resp a todos los comentarios y he refutado todos los erróneos argumentos… y lo seguiré haciendo pues hasta ahora a todos les resulta indignante el hecho de que defienda que esto es un trabajo y que merecen respeto y libertad para hacerlo ademas de que merecen que los gobiernos lo reconozcan como tal… así se establecerían medidas de prevención de riesgos y derechos sociales e igualdad de condiciones respecto a otras actividades laborales… pues en el fondo no es mas que un asunto de libertad… son libres de utilizar su cuerpo en lo que quieran y como deseen… y los males a los que se enfrentan no los propicia la labor, los propicia la maldad del ser humano, y la falta de educación en muchos casos…

          Me gusta

  2. No juzgo las personas que se dedican a esta clase de trabajo pero es un peligro enorme ya qué hay muchas enfermedades de transmisión sexual hay demasiadas cosas que se pueden hacer que no sea prostituirse señores por el amor de Dios no pongamos como válido lo que no,en mi vida no he visto a nadie sentirse bien y orgulloso de este tipo de trabajo

    Me gusta

    1. En mi vida tampoco aun he tenido la oportunidad de pisar la Luna pero se que es posible… hay muchas cosas que nos pillan lejos y que nos parecen raras… y en este caso “Amorales” pero no es mas que la percepción que tenemos de la realidad según como nos hayan culturizado… yo tuve la maravillosa oportunidad de crecer libre de todo estigma y compromiso mental por eso soy -supongo- capaz de ver normal y aceptable cualquier actividad de libre elección que no cause perjuicios a otra persona… inclusive cuando cause siquiera daños a quien la realiza si escogió libre y voluntariamente hacerlo estando en pleno acto de sus facultades me tales… de eso se trata… un hombre o mujer, que guste del sexo, y lo quiera hacer su profesión por que cuenta con la capacidad necesaria para desarrollarlo, pues adelante… nadie se vea afectado por esta decisión y en lo contrario ayudara a muchos … nada es blanco ni negro, como mismo hay muchos enfermos en este mundo también hay mucha gente buena sana natural que no son capaces de conseguir una relación y recurren al sexo de pago otros hay q solo necesitan compañías y un chapero o una puta la saben otorgar… ejemplo practico hace muchos años “Prety Woman” como todo en la vid se puede hacer de todo solo que con cabeza, con protección… lamento no extenderme mas amigo mio pero ya sabes que estoy pillado de tiempo… un saludo

      Me gusta

  3. * No es un trabajo como cualquier otro, ni es un trabajo. Yo soy prostituta, soy transexual, te marginan y te empujan a esto.
    * Luego vienen los señores casados a pagarnos para que accedamos a dejarnos manosear por ellos y a hacer el maric…entre cuatro paredes.
    * El 90 por ciento tiene pareja, novia o está casado y con hijos pequeños.
Desde cuando chupar penes es un trabajo? Desde cuando ponerse a cuatro en una cama y que te laman el culo es un trabajo?
Esto es una guarrada.
Yo me cuido mucho, oral con condón, no los beso ni nada porque veo como son ellos, que llegan y te quieren meter la lengua hasta no sé.
La mayoría de prostitutas ni se cuida, hace el oral sin condón, se tragan todo.
Hay que ser enfermo para dejar a sus parejas en sus casas e ir a revolcarse con una prostituta desvencijada, que a lo mejor está poblada de hongos, piojos o vaya a saber qué.
Hay muchas travestis con vih y ahí siguen eyaculando en la boca de los señores casados… de verdad compadezco a las mujeres que tiene por pareja un gay reprimido.
Me parece una falta de respeto ir a hacer cunnilingus a prostitutas, casi todos lo hacen.
Por qué no se quedan solos?
Yo estoy ahorrando euro sobre euro, para poder pagarme el cambio de sexo y dejar esta inmunda actividad.
Es que es asqueroso, tener que hacer sexo con gente que no te gusta, que ni te excita.
    * Hoy una amiga me decía que es como una violación, dice que tiene que atender un viejo asqueroso que no para de follarla toda la hora porque es el único cliente que se hace en el día.
Es patética esta clase de sexualidad, para nosotras no es sexo, es una molestia y para el putero? De verdad les llena pagar por sexo y hacer esto? Supongo que si, si no, no lo harían.
Se nota que se excitan con cualquier cosa, además de que hay prostitutas MUY feas y travestis horrendos y tienen clientes igual, el mal gusto impera entre los puteros.
Todos quieren pagar poco ahora, da igual que seas joven, guapa, rubia de ojos claros… les da igual eso, si un mono con peluca les cobra menos se van con el mono.
Noto que buscan afecto en nosotras y para mi esto es como una fábrica no sé, hacer orgasmos en cadena, entras y te largas, y siguiente.
Pero ellos se acercan ahí con la boca a intentar besar y yo los aparto, les digo que no, esto es sexo solamente.
Si quieren besos que paguen más, no es algo que me haga sentir cómoda entonces que me incentiven con más dinero! 
Creo que tanto ellos como nosotras estamos medio pirados, una persona normal no se deja humillar por dinero, porque así nos sentimos casi todo el tiempo cuando tenemos que dejarnos manosear por viejos asquerosos, gordos, o tipos que nos dan asco.
Y ellos peor que nosotras ya que pagan por sexo, tienen una idea trastornada de lo que es la sexualidad, son como violadores de alguna manera, pagan y ya está. No les importa la otra persona.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias amiga por compartirnos tu historia y tus experiencias… entiendo tu postura como trabajadora del sexo y como víctima… pero yo hablo y defiendo la prostitución como una profesión cuando es elegida y por evitar esas mismas cosas que en parte pasan tan horribles es que debe legislarse… gracias de nuevo…

      Me gusta

  4. No es necesario argumentar demasiado para reconocer que sí hay diferencia entre ser “profesora, un escritor, un médico o una delineante proyectista.” Solamente quien abusa de los conceptos o busca engañar pone en pié de igualdad el abuso sexual con una profesión. En las profesiones se pone en juego el conocimiento, se cobra por la fuerza de trabajo y producción puesta en juego, en la prostitución lo que se cobra es el uso del cuerpo, no hay en juego ninguna capacitación ni conocimiento específico. Mientras una médica tiene un saber especial, tener relaciones sexuales no implica esto. También se desconoce que implica hablar de “explotación sexual”. Ello no se refiere a la venta de la fuerza de trabajo o la enajenación del mismo, cosa que aún desde estos conceptos rechaza la idea de la prostitución como trabajo, sino a la explotación del cuerpo que se hace por parte de los puteros o mal llamados “clientes”, esto sin hablar de los tratantes y proxenetas. Porque de lo que no se quiere hablar es de la existencia de la trata de personas, no se dice que más del 90 % de las mujeres en prostitución son víctimas de este atentado a los Derechos Humanos, lo que no se dice es que casi todas fueron iniciadas entre los 12 y 14 años, no se quiere hablar del abuso sexual comercial infantil (“prostitución infantil”) y de lo asociado que es la pornografía infantil, menos se quiere hablar de la enorme ganancia de proxenetas y tratantes, que en definitiva es el fin último que busca la reglamentación de la prostitución. Se argumenta que en el fondo “hallamos un núcleo moral social” y este es un punto que me parece que hay que resaltar. Aunque el neoliberalismo con su pretención de ser exclusivamente una teoría que pretende el mayor rédito económico y por lo tanto prescinde de los medios de cómo se obtienen, toda sociedad tiene y es parte de su esencia, una base moral. Esta podrá ser cuestionada o modificada, pero existe. Toda persona, salvo que se sea psicópata, tiene un núcleo moral y es peligroso y diría antisocial pretender erradicar una postura ética tanto social como individual, porque eso significaría que todo es lo mismo y que mientras aporte dinero tanto se puede matar como curar, vender bebés o usarlos para la pornografía como ser ecologista. Todo esto sin entrar a hablar acerca de la vida y los graves daños psíquicos y físicos de las personas en prostitución, no por el estigma social ni por otros motivos, sino exclusivamente por la prostitución. Tomar una postura favorable hacia una vida saludable y plena también es tomar una postura moral, a la que, al menos yo, no voy a renunciar. En definitiva, argumentos como los que se presentan en la nota lo que hacen es sostener el patriarcado, la visión de que deben existir mujeres disponibles para satisfacer a los hombres, o sea que nada debe modificarse, sin decirlo, es la visión tradicional del patriarcado y la religión respecto de las mujeres en general y de la prostitución en especial.

    Me gusta

    1. Ernesto amigo, dices que “en la prostitución lo que se cobra es el uso del cuerpo, no hay en juego ninguna capacitación ni conocimiento específico. Mientras una médica tiene un saber especial, tener relaciones sexuales no implica esto.”
El servicio que ofrecen las “putas” y los “chaperos” es profesional y, por lo tanto, sí que requiere una capacitación y un conocimiento específico. Una práctica sexual, ya sea “tradicional” (sexo oral y coito) o “distinta” (BDSM, roles, etc.), requiere un conocimiento y una práctica avanzada tanto física como psicológica. Es más, la prostitución, como otros trabajos “manuales” (lo digo frente a los llamados “intelectuales”), requiere también en la mayoría de los casos unos talentos y unas aptitudes físicas concretas y en la mayoría de casos muy definidas. Decir que prostituirse no requiere ningún tipo de conocimiento, aptitud o talento no sólo es falso, sino que demuestra una gran ignorancia sobre el tema que se pretende refutar.
Tampoco inventarse datos como que “casi todas fueron iniciadas entre los 12 y 14 años” o lo del “90%” sirve para subir el nivel del debate, al contrario. Y las demás críticas (explotación, trabajo infantil) son, lamentablemente, aplicables al resto de trabajos manuales (minería, obra, etc.). Así que como argumento, tampoco vale. Recomendaría que antes de hablar de un tema así -o de cualquier tema, en realidad- la gente pregunte e investigue de primera mano para no repetir falsos mitos y leyendas urbanas. Existen asociaciones como Hetaira y similares donde seguro estarán encantadas de explicarte qué es la prostitución, sus luces y sombras, de primera mano.
Siento no extenderme más pero no tengo mucho tiempo y trato de no dejar comentarios sin responder…
Abrazos.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s